17/02/2015

Novedades de la ley 21/2014, de 4 de noviembre, por la que se modifica la Ley de Propiedad Intelectual

Novedades de la ley 21/2014, de 4 de noviembre, por la que se modifica la Ley de Propiedad Intelectual

La reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 30 de octubre de 2014, y publicada en el BOE en fecha 5 de noviembre de 2014, entrará en vigor el 1 de enero de 2015, introduciendo novedades, algunas de las cuales venimos a señalar:

– Se modifica el concepto de préstamo de obras, para lo que se modifica el número 4 del art. 19 TR LPI.

– Se modifica el concepto de Compensación equitativa por copia privada, reduciéndose los casos en que existe derecho a dicha compensación privada y manteniéndose que la compensación equitativa a la que se refiere el artículo 31.2 se realizará anualmente con cargo a la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Asimismo se prevé que el pago se realizará a través de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, para lo que se modifica el art. 25 TR LPI.

– Se actualiza para el entorno digital el régimen aplicable a las reseñas realizadas por servicios electrónicos de agregación de contenidos (denominada “Tasa Google” o “Canon AEDE”): compensación económica para editores de noticias por la explotación de sus contenidos en el ámbito de los agregadores de noticias en Internet. Se extiende el límite de reseña, que ya venía recogido en el Artículo 32 de la Ley de propiedad Intelectual, al ámbito de los agregadores de contenidos o buscadores de internet, de tal forma que establece el derecho de las empresas editoras de noticias a ser compensadas económicamente por la utilización de sus contenidos. En relación a esto, habría que hacer las siguientes aclaraciones:

– La Ley habla de “agregar contenidos” por lo que parece que quedaran excluidos del pago de esta compensación los sitios en los que los usuarios no copien y peguen extractos literales de sitios informativos, sino que generen un resumen original y luego el enlace a la fuente original. Parece que el canon no es por ‘enlazar’, sino por ‘comunicar públicamente’ (un fragmento de) un contenido.

– La puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios que faciliten instrumentos de búsqueda de palabras aisladas incluidas en contenidos sociales, no estará sujeta a autorización ni compensación equitativa siempre que tal puesta a disposición del público se produzca sin finalidad comercial propia y se realice estrictamente circunscrita a lo imprescindible para ofrecer resultados de búsqueda en respuesta a puesta a disposición del público e incluya un enlace a la página de origen de los contenidos.Quedan pues fuera de este pago los buscadores genéricos, ya que facilitan el encuentro de links mediante una búsqueda de palabras aisladas y no de noticias.

– Se modifica el régimen de acciones y medidas cautelares que puede ejercitar el titular de los derechos reconocidos en la LPI (instar el cese de la actividad ilícita del infractor y exigir la indemnización de los daños materiales y morales causados, en los términos previstos en los artículos 139 y 140, así como instar la publicación o difusión, total o parcial, de la resolución judicial o arbitral en medios de comunicación a costa del infractor). A estos efectos, se prevé que será responsable como infractor quien induzca dolosamente la conducta infractora; quien coopere con la misma, conociendo la conducta infractora o contando con indicios razonables para conocerla; y quien, teniendo un interés económico directo en los resultados de la conducta infractora, cuente con una capacidad de control sobre la conducta del infractor. Para todo ello, se modifica el artículo 138 TR LPI.

– Se dota a la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual de mecanismos de reacción frente a las vulneraciones cometidas por prestadores de servicios de la sociedad de la información que no cumplan voluntariamente con los requerimientos de retirada que le sean dirigidos por aquélla, incluyendo la posibilidad de requerir la colaboración de intermediarios de pagos electrónicos y de publicidad y previendo la posibilidad de bloqueo técnico. Por tanto, se refuerzan las competencias de la Comisión de Propiedad Intelectual en la lucha contra la piratería. Entre las nuevas atribuciones de la Sección Segunda de la Comisión, se le permite actuar de oficio, a diferencia de lo que sucedía con la regulación anterior, que únicamente podía operar a instancia del titular del derecho de autor que consideraba que su obra estaba siendo explotada sin la licencia oportuna en una determinada página web. Asimismo, se prevé que, en caso de incumplimiento reiterado de los requerimientos de retirada, los prestadores que vulneren derechos de propiedad intelectual sean sancionados administrativamente. Como hemos dicho, el artículo 158 ter.3, refuerza las competencias de la Comisión de Propiedad Intelectual en la lucha contra la piratería. En el nuevo marco legislativo se ha añadido expresamente que el procedimiento puede también dirigirse contra los prestadores de servicios que vulneren derechos de propiedad intelectual de forma significativa, facilitando la descripción o la localización de obras y prestaciones que indiciariamente se ofrezcan sin autorización, desarrollando a tal efecto una labor activa y no neutral, y que no se limiten a actividades de mera intermediación técnica (las conocidas por todos, web de enlaces o enlazadores). En particular, a quienes ofrezcan listados ordenados y clasificados de enlaces a las obras y prestaciones referidas anteriormente, con independencia de que dichos enlaces puedan ser proporcionados inicialmente por los destinatarios del servicio, lo cual incluye a quienes dispongan de un sitio web y faciliten enlaces a obras, sin autorización y con una finalidad comercial.

– La disposición adicional primera establece que el Gobierno impulsará medidas para la reducción de los costes de transacción entre titulares de derechos de propiedad intelectual y los usuarios de tales derechos, así como que las entidades de gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual legalmente establecidas deberán crear una ventanilla única a través de la cual se centralizarán las operaciones de facturación y pago de los importes que los usuarios adeuden a las mismas.

– Por último, es importante señalar que las sanciones graves por piratería se multarán con entre 150.000 y 600.000 euros, tanto para aquellos que cometen la infracción como paralos intermediarios que no colaboran. Concretamente, se multará con entre 150.000 y 600.000 euros a aquellas páginas web que vulneren los derechos de propiedad intelectual en Internet, así como las multas del mismo importe para aquellos prestadores de servicios de intermediación, los servicios de pagos electrónicos o de publicidad que se nieguen a suspender el servicio a la web infractora.

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Borrar los campos del formulario