05/03/2014

Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero Modelo 720 ejercicio 2013

Declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero Modelo 720 ejercicio 2013

FECHA LÍMITE PRESENTACIÓN 31 DE MARZO DE 2014

Están obligados a presentar esta declaración, aquellos contribuyentes (personas físicas/jurídicas/establecimientos permanentes/comunidades de bienes, herencias yacente) residentes en España, respecto a los siguientes conjuntos de activos/bienes, cuando el valor total de cada uno de los bloques de activos individualmente considerados, supere los 50.000€ a 31/12/2013:

1- Cuentas (corrientes, ahorro, imposiciones..) situadas en extranjero sobre la que se ostente la condición de titular, representante, autorizado, beneficiario o sobre las cuáles se tengan poderes de disposición.

2- Valores (acciones, participaciones IIC…) depositados o situados en el extranjero sobre los que se sea titular, así como seguros y rentas sobre los que se tenga la consideración de tomador o beneficiario, contratados con empresas establecidas en el extranjero.

3- Inmuebles y derechos sobre los mismos situados en el extranjero sobre los que se tenga la condición de titular.

Respecto a aquellos contribuyentes que presentaron el modelo 720 “Declaración informativa sobre bienes en el extranjero” en relación al ejercicio 2012, tan solo será obligatoria la presentación en el ejercicio 2013, si concurre alguna de las siguientes circunstancias:

. Cuando cualquiera de los saldos conjuntos a los que se hacía referencia anteriormente, y sobre los que se hubiese informado en el ejercicio 2012, hubiese experimentado un incremento superior a 20.000€ respecto al valor declarado en 2012.

. Presentación obligatoria en relación a aquellos bienes ya declarados anteriormente, respecto de los cuáles el contribuyente pierda la condición (titular, representante, autorizado, beneficiario o el poder de disposición) que determinó en su día la obligación de declarar.

. Cuando respecto a un bloque de activos o apartado, que no fue declarado anteriormente por no alcanzarse el límite de 50.000€, se superen los 50.000€ de valor establecido como límite.

En caso de incumplimiento de la obligación de declarar la información correspondiente, se establece una sanción pecuniaria de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos, referido a cada cuenta o elemento patrimonial, omitido o aportado de forma incompleta, inexacta o falsa, con un mínimo de 10.000 euros. Esta sanción se reduce a 100 euros por cada dato o conjunto de datos, con un mínimo de 1.500 euros, en el caso de presentación de la declaración fuera de plazo sin requerimiento previo, o en el caso de que se hubiera presentado por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos, cuando exista obligación de hacerlo por dichos medios.

Además, los bienes o derechos respecto de los que no se hubiera cumplido en plazo la referida obligación de información, darán lugar a una ganancia de patrimonio no justificada en IRPF (que se incluirá en la base imponible general) o se considerarán adquiridos con cargo a renta no declarada en el Impuesto sobre Sociedades; salvo que el contribuyente acredite que la titularidad de los bienes o derechos se corresponde con rentas declaradas, o bien con rentas obtenidas en períodos impositivos respecto de los cuales no tuviese la condición de contribuyente por IRPF o Impuesto sobre Sociedades.

La correspondiente ganancia patrimonial o renta no declarada se imputará al período impositivo más antiguo entre los no prescritos, sin que la norma permita evitar esta imputación probando que la titularidad de los bienes o derechos se corresponde con ejercicios anteriores.

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Borrar los campos del formulario